¡Viva México! // ¡El pueblo se cansa de tanta pinche transa!

4T PALABRA DE LEY
¡Viva México! // ¡El pueblo se cansa de tanta pinche transa!
DR. LEONEL DÍAZ...
Sep 15 2020 - 15:09

1 .De memoria inmediata y teniendo la prueba irrefutable de lo que se sabe entre el pueblo mexicano, a menos de dos años del arranque de la Cuarta Transformación, resumimos tres logros que en un escenario electoral de triunfo fraudulento para el PRIANRD y aliados, nunca hubieran sido posibles; el destape de la cloaca dio inicio con el aeropuerto de Texcoco, un espacio con inversiones que a corto plazo hubiera generado pérdidas económicas y de seguridad para los usuarios de dicha terminal área, la prueba de ello es que en las últimas semanas y con el temporal de lluvias se confirma que las aguas naturales siempre buscan su nivel, y dicha obra estaba plagada de irregularidades desde la propia mecánica del suelo, es decir, el lago original exige su polígono invadido en aras de la rapaz pudrición corrompida a más no poder entre los cómplices de esa sangría al erario, en semejante situación el asunto del avión presidencial monumento a los excesos y privilegios de una casta de bandidos hambrientos de poder político y económico con el que desgraciaron el bienestar común del pueblo; en segundo término, la generación de reformas y promulgación de leyes, tendientes todas al combate a la corrupción y la impunidad, y la tercera, la apertura a una cultura informativa, de transparencia y contacto directo con los gobernados, ahora sí tomados en cuenta y participes de lo que ya se vaticina como el mejor régimen sexenal traducido en la 4T; no existe mínima duda de que la transformación alcanza y continua en todos los rincones de la cosa pública, abarcando a los tres poderes en sus tres niveles.

2.Los cambios son para mejorar en condiciones de un equipo de acción pública en el que la premisa fundamental es el compromiso social y la alta responsabilidad que significa estar en el tránsito de un régimen de gobierno que manda obedeciendo, de abajo hacia arriba la toma de decisiones fundamentales para el país y sobre todo, cargando un alud de problemas, males endémicos, cánceres sociales o la cauda de atropellos, tropelías y saqueos que a la nación le han sobrado desde hace siete o más décadas y cuya herencia es la muestra de lo que se fue y que todas y todos los mexicanos de a píe aspiran a que por ningún motivo vuela o se repita, no obstante que para los berrinchudos y derrotados, el paso del tiempo es un adagio en relación a que la historia es lo que cíclicamente vuelve; en el caso concreto de los cambios generados al interior del gobierno federal, unos corresponden a las incapacidades humanas cuyo costo es la dimisión a partir de los crasos errores, o por repetición de actos ilícitos o de corrupción en que se han visto involucrados al principio del sexenio; lo relevante de ello, es que en otros ayeres dichas particularidades se habrían disfrazado o simulado, a fin de sostener en sus cargos a las y los responsables de crímenes patrimoniales y cuyos reflejos están a la vista con las finanzas quebradas y la hacienda desfondada; existen otros ex funcionarios que han atendido a intereses contrarios a la 4T y así las cosas, lo mejor es su “renuncia voluntaria” y los terceros tienen que ver con la congruencia en su decir y hacer, la animosidad y optimismo con que en calidad de alta responsabilidad debieran actuar, de lo que al momento de sus particulares evaluaciones dan a saber que no dieron el ancho obedecen a otros intereses, o por circunstancias de traición tiran el arpa, lo importante en una u otra hipótesis, es que los cambios a favor de México no tengan diques entre los que acompañan a AMLO y la dinámica que sea necesaria, indispensable, urgente y viable, continúe activada por el bien de todos y para beneficio de la 4@ Transformación.

3.La austeridad republicana asumida por la 4T, aunada a las políticas de grueso calibre y con altura de miras que su líder materializa para combatir la corrupción y la impunidad, tienen que salpicar en su adopción, conocimiento y aplicación, a las y los de carne y hueso que despachan en cada uno de los tres poderes, en los gobiernos estatales, municipales y en toda entidad de interés general o que penda en su existencia de dineros públicos; trátese de quien se trate, ya quedaron atrás los listados de intocables, “eruditos semidioses o princesas caramelo”; la humildad de frente al pueblo, transparencia en sus ejercicios presupuestales, rendición de cuentas y cultura de denuncia y acusación desde adentro de las instituciones, en contra de quienes persistan en actos ilícitos durante su función, deberán ir a la alza; ya para nadie queda el desparpajo de la vulgar complicidad para compartir fortunas amasadas derivadas de hurtos o desvíos, es menester que los titulares dejen de proteger a sus subordinados y que éstos desde abajo, denuncien y se impongan a las conductas rapaces de sus superiores, más, cuando ello implique la continuidad o ir en contra de lo que se ha planteado como fin primario y último por la cuarta trasformación y que aterriza con el combate frontal al cáncer social que sigue carcomiendo las entrañas del servicio público, infestado inclusive, con la intervención de muchas y otros de afuera, que en calidad de beneficiarios, aun insisten en las maniobras con las que mafias putrefactas, han dejado en la lona al tejido social, la vida institucional, la dinámica gubernamental y de paso, la política.

4. El 2° informe de gobierno se ha desglosado y tiene diversas aristas en su más afinado análisis, una de ellas es la auténtica división de poderes, la independencia y autonomía de órganos de transparencia y de la fiscalía general de la república; la realidad dicho sea de paso, respecto a que los titulares de la SCJN, de la FGR y del IMIPE no asistieron a él, dan una lección del fin de los tiempos en donde el culto a la personalidad y la sumisión daban el marco perfecto para que el titular del Ejecutivo Federal año con año recibiera aplausos, adulaciones, homenajes supra terrenales, unciones propias de reyes o tlatoanis, rendición de pleitesías y sobre todo, adoración banal o fingida de la élite cual recua de porcinos infestados por las maniobras de enriquecimiento ilícito, fraguado desde las altas esferas del poder, así, los principales acólitos de ese narcicismo a ultranza, estaban embadurnados de la mermelada en que se batieron gobernadores, legisladores, secretarios de estado, rectores de universidades, presidentes de la CNDH, titulares de fideicomisos, medios de comunicación, pasando por dirigentes sindicales, de partidos políticos y de organizaciones no gubernamentales, así como líderes empresariales; todos y cada una y uno, ataviados con sus mejores prendas y disfraces para acudir a la salutación, el beso de mano, sin descontar la presencia de líderes religiosos de todas las creencias y potestades fanatizadoras del país que lambiscona, burda e irracionalmente, emitían y profesaban sin medida alguna, adhesiones y lisonjas al grado de la beatificación para ensalzar al presidente en turno; ya vivimos tiempos de indispensable cambio, ¡VIVA MÉXICO CABRONES!.